DEPORTESDESTACADOS

Los mano a mano, el punto más flojo del River de Demichelis

A lo largo de los últimos años, River ha sido el monstruo de todos los equipos del fútbol argentino. Ya sea por el poderío económico, por la calidad de sus jugadores, por un estadio Monumental superior en cuanto a capacidad, y también por el hecho de agigantarse en los mano a mano, una cualidad que llegó a la cúspide con Marcelo Gallardo.
Justamente, eso parece ser un punto a ajustar desde que llegó Martín Demichelis a inicios del 2023. El Millo sufrió un golpazo en la Copa Argentina: pasó de ganarlo 1 a 0 con gol de Esequiel Barco de tiro libre, a que se lo empaten al minuto 93. Luego, lo perdió en la definición por penales, otra de las grandes falencias del club de Núñez y sumó la quinta derrota en los mano a mano.
Cómo le fue a River en los mano a mano en la era Demichelis
Luego de vencer a Banfield (en un duelo correspondiente al Trofeo de Campeones 2020) y a Racing de Córdoba en la Copa Argentina, la primera derrota del River de Demichelis en un mano a mano llegó en julio de 2023. El conjunto de Núñez se topó con Talleres, que se impuso por 1 a 0 con gol de Rodrigo Garro en el Estadio Malvinas Argentinas y lo eliminó en los 16avos de final del certamen federal, en la misma instancia en la que despidió ayer contra Temperley desde los doce pasos.
Con un poco menos de un mes de diferencia, el Millonario sufrió el peor de los golpes en la Copa Libertadores contra Inter de Porto Alegre. Después de una victoria ajustada en el partido de ida en el Monumental por 2 a 1 donde no supo estirar la ventaja, River lo perdió en Brasil por el mismo resultado y eso fue motivo suficiente para ir a los penales. Ahí, los de Demichelis lo perdieron por 9 a 8 y se despidieron en octavos de final del certamen continental. ntes de culminar el año, sufrió otra eliminación en un partido único. Esta vez, fue ante Rosario Central por las semifinales de la Copa de la Liga Profesional en una definición por penales que quedará para el recuerdo. Por primera vez en su historia, el Millonario no había convertido ni un solo penal en una tanda. Lo demás es historia porque el conjunto de Miguel Ángel Russo se coronó en ese torneo local, pero poco después los de Demichelis tuvieron revancha por el Trofeo de Campeones, final en la que el conjunto de Núñez lo superó por 2 a 0 y terminó el semestre levantando uno de los tres campeonatos que consiguió Micho. A su vez, en el primer duelo mano a mano del 2024, vencieron a Estudiantes de La Plata en la Supercopa Argentina, en marzo en Córdoba.
Hace poco más de un mes, llegó el Superclásico en los cuartos de final en la Copa de la Liga Profesional: se enfrentaron a Boca, un rival al que el entrenador ya le había ganado. Sin embargo, en el Estadio Mario Alberto Kempes, River fue superado en carácter y juego frente al Xeneize, algo que no se daba hacía mucho tiempo. En consecuencia, el Millo quedó eliminado en manos de su clásico rival por la competencia doméstica y sumaba una nueva derrota en los mano a mano.
La última-y más reciente-, era la definición más ganable. A priori, y teniendo en cuenta la diferencia entre ambos planteles, no había mayores problemas para que River se llevara la victoria contra Temperley. Sin embargo, los de Demichelis pagaron caro el no estar fino en el último cuarto de la cancha.Los Gasoleros lo empataron en tiempo de descuento y luego se lo llevaron por penales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *