DESTACADOSNACIONALES

Caso Loan: encontraron pelos y posibles manchas de sangre en la camioneta de los detenidos, harán ADN

Tras la denuncia de Laudelina Peña, que dio un giro a la investigación sobre la desaparición y posible muerte de su sobrino, una pericia de rastros en el vehículo sería clave para confirmar o desmentir sus declaraciones, que hoy están en duda tanto por los investigadores de la Justicia federal, quienes pidieron su arresto el último sábado, como por sus propios familiares, incluido el padre de Loan.
La Ford Ranger fue analizada por la Policía de Corrientes antes de que el caso pasara a los fiscales Mariano de Guzmán y la PROTEX, con Alejandra Mangano y Marcelo Colombo. En ese estudio, se recuperaron rastros de la camioneta que hoy están en un laboratorio forense, pero que, a priori, no se corresponden con la hipótesis de un accidente.
“Había una serie de rastros biológicos, pero no se halló sangre”, señaló una fuente del caso que busca despejar dudas a pesar de que continúan las pericias.
Este último fin de semana, los fiscales federales ordenaron un nuevo estudio a la Unidad Criminalística de la Policía Federal para aclarar dudas. Esta nueva pericia se realizó ayer domingo en la Comisaría de 9 de Julio: según los peritos los primeros resultados indican que no habría pruebas en la camioneta que sugieran un posible accidente.
Se detectó que el guardabarros y el paragolpes estaban hundidos y que había pintura desprendida. También se encontraron dos cabellos y “manchas rojas” que ahora serán analizadas. Los padres de Loan ya habían entregado su ADN para posibles cotejos al comienzo de la búsqueda, en caso de que sea necesario. Con respecto a las manchas, el test de luminol no pudo determinar si se trata de sangre, óxido, barro o una sustancia química: las muestras fueron enviadas a un laboratorio de la PFA para conocer su composición.
También se deberá probar si el golpe en el auto corresponde a un objeto duro o blando. Un resultado final basado en análisis completos de las pruebas recolectadas tomará tiempo. Además, falta analizar el Ford Ka que también pertenece a la pareja detenida.

Pérez y Caillava pidieron declarar ante la Justicia Federal
En paralelo, Pérez y Caillava pidieron declarar ante la Justicia federal tras la denuncia de Laudelina, mediante una presentación de sus abogados defensores, Jorge Montti y Marcelo Hanson, que defienden a la pareja hoy presa en el penal federal de Güemes, en Salta, junto con el comisario Walter Maciel, detenido por encubrimiento.
Ambos ya habían declarado en el expediente original del caso, a cargo de los fiscales Juan Castillo y Guillermo Barry.
“Atento a las recientes noticias de público conocimiento y que dan cuenta de una declaración de Laudelina Peña ante los órganos judiciales de la provincia de Corrientes, y reiterando lo dicho en nuestra presentación anterior obrante en la causa, venimos a solicitar de forma URGENTE se disponga la citación a prestar declaración TESTIMONIAL ante estos estrados federales”, plantearon los abogados en su presentación ante la jueza Cristina Pozzer Penzo.
Así, podrán confirmar o desmentir el planteo de Laudelina, que provocó la furia de vecinos de la capital de Corrientes, quienes atacaron a piedrazos la vivienda donde se refugiaba. Tuvo que ser rescatada por la Policía provincial.
Los fiscales federales del caso -Mariano de Guzmán y Alejandra Mangano y Marcelo Colombo, estos dos últimos cabezas de la PROTEX- habían pedido la detención de Laudelina el último sábado, ya que sospechan que habría plantado el botín de su sobrino para despistar la búsqueda. La jueza Pozzer Penzo les negó el arresto, considerando que no había pruebas suficientes.
Sin embargo, los fiscales insistirán con el pedido de detención de la tía. Buscarán sumar más pruebas, entre ellas, la pericia al celular de Peña que fue incautado la semana pasada.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *